Actividades extracurriculares

Las actividades extracurriculares se llevan a cabo durante el horario escolar. Estas actividades tienen el objetivo de desarrollar la creatividad.

Aprender a tocar un instrumento musical hace que la parte motora, visual y auditiva funcione al mismo tiempo. Esto permite que la neuroplasticidad, la agilidad y la creatividad aumente en el alumno. Terminamos de ver que estos beneficios se mueven luego en el aspecto académico. Los estudiantes aumentan la agilidad mental en matemáticas, por ejemplo.

En Santa Clara, los estudiantes tienen la oportunidad de aprender a tocar un instrumento: piano, violín, violonchelo, batería, guitarra o ukelele.

Varios estudios muestran que los niños que aprenden un nuevo idioma a una edad temprana desarrollan habilidades cognitivas, como el aumento de las habilidades para resolver problemas, la creatividad y el respeto a otras culturas.

Otra de las actividades extracurriculares que se pueden hacer en Santa Clara es aprender a hablar un nuevo idioma. El chino o el alemán son extracurriculares. Los principales idiomas curriculares son inglés y español. El francés es curricular en toda la etapa primaria.

Todos nuestros maestros son nativos en el idioma que enseñan. Esto hace que la experiencia de aprendizaje sea auténtica para nuestros alumnos.

Al practicar diferentes deportes, los alumnos desarrollan flexibilidad, estabilidad central, fuerza, resistencia, potencia y velocidad, así como también mejoran su condición física integral. Desarrollan importantes habilidades como la resolución de problemas, la comunicación, el trabajo en equipo y el trabajo independiente, que son atributos muy valorados en el deporte y la vida. También ayuda a desarrollar la competencia, la confianza, la conexión, la creatividad y el carácter.

En Santa Clara, los alumnos pueden practicar diferentes deportes como tenis, fútbol, ​​baloncesto, hockey, voleibol, artes marciales …

El ajedrez es un juego universal, sin conocer límites de edad, género, fe, etnia o discapacidad, que promueve habilidades intelectuales clave tales como resolución de problemas, pensamiento lógico, reconocimiento de patrones y concentración.

En Santa Clara, los alumnos juegan al ajedrez todos los días porque fomenta el carácter intelectual y el pensamiento estrategico. Su estimulacion cerebral aumenta la autoestima y les da a los niños “valor”, la tenacidad para hacer frente a la adversidad, lo que los ayuda a convertirse en individuos redondeados y empleables. El ajedrez enseña a los niños cómo perder y cómo ganar, pensar con anticipación y prever las consecuencias de sus acciones.